Invisalign: Llega la ortodoncia invisible

Muchos de nosotros hemos pensado en algún momento en optar por un tratamiento de ortodoncia invisible, y en ese momento tan «aterrador» que es siempre justo antes de empezar, es posible que nos preguntemos: ¿por qué no un invisalign frente a los tradicionales brackets metálicos… ¿cuál es mejor opción para mi? ¿cuál de ellos me conviene?

Si estás dudando o simplemente te haces estas preguntas, lo primero que hay que destacar como primera ventaja es que invisalign es una férula transparente “invisible”. 

Principales ventajas del uso de Invisalign

Es decir, es una posibilidad bastante más discreta que los brackets metálicos tradicionales, incluso que los de zafiro.

El segundo punto que queremos destacar es la comodidad que ofrecen. Los alineadores de invisalign, se deben quitar y poner, con lo que cada comida será mucho más placentera que con los brackets, que son fijos y pueden llegar a ser bastante molestos tanto para las comidas como para la higiene dental. 

Además, los cambios de alineadores por lo general se hacen cada semana, con lo que nunca llegan a teñirse, romperse o deformarse, sin embargo, en el caso de la ortodoncia tradicional, ya que el uso se va a prolongar en el tiempo, el metal puede llegar a descalcificar nuestro esmalte, pudiendo aparecer incluso caries y desarrollando llagas y pequeñas heridas en la boca. 

¿Invisalign o brackets metálico? ¿Cuál me conviene?

Ahora bien, después de leer todas estas ventajas, es probable que penséis: ¿existe mucha diferencia de precio y tiempo?

Y en cierto modo, así es. Un tratamiento con brackets metálicos siempre va a ser mas económico que uno de invisalign. Los brackets metálicos o zafiro tienen sus indicaciones y no desaparecerán, pero es una gran satisfacción desde la Clínica Dental Landaburu poder asesoraros en todas las alternativas de tratamiento posibles para que con la información la elección sea vuestra según el presupuesto que os hayáis establecido.

Eso sí, una cosa importante que no debemos olvidar para alguien que se haya decidido ya por el invisalign, es que solo hay una condición: ¡¡usarlo 22 horas al día!! Esto significa que restando las horas de comidas que se pueden y se deben quitar, tiene que estar en boca día y noche. 

Y ante todo no hay que olvidar que cada caso es particular. Por supuesto, una vez nos decantemos por escoger uno u otro es fundamental valorar objetivos y necesidades. A partir de aquí nuestra ortodoncista Laura Curiel te recomendará siempre el tratamiento que considere más adecuado. 

Desde la Clínica Dental Landaburu esperamos que estos breves consejos os ayuden a escoger el tratamiento que mejor se ajuste a lo que buscáis.

No lo penséis más, Laura Curiel, nuestra especialista en ortodoncia invisible Bilbao os resolverá todas las dudas, algo que también tendréis que tener muy en cuenta.

Esto se debe a que uno de los mayores miedos de las personas es poner la confianza en manos de la persona que nos va a tratar, por eso, asegúrate de que quién dice ser experto es una materia, lo es verdaderamente.

Nuestros profesionales son lo que necesitas

En la Clínica Dental Landaburu somos especialistas en invisalign Bilbao, porque cualquiera puede colocar un brackets o dar a la tecla de enviar en el caso de invisalign, pero nosotros tenemos la magia de creer en nosotros y en lo que hacemos, y qué difícil es encontrar eso, ¿verdad?